domingo, diciembre 18, 2011

EL CERRO LA MUERTE Y SUS ARCANOS (SERGIO FRITZ ROA)

Hace unos años buscando información sobre arqueología en la zona central chilena, hallé un breve artículo incluido en el sitio web de Chicureo. Esta localidad se encuentra en la provincia de Chacabuco, comuna de Colina. a no muchos kilómetros de Santiago.

Muchos son los misterios que rodean a Chicureo, a pesar de tratarse de una zona muy pequeña, no obstante tener un desarrollo muy sostenido.

Desde ya, el mismo nombre. Se dice que inicialmente se llamaba dicho sector "Santa Luz", lo cual nos podría aclarar muchas cosas respecto de lo que hablaremos posteriormente. Sin duda, parece ser un centro espiritual antiguo, vinculado por tanto a la geografía sacra de América.

La palabra "chicureo"  estaría compuesta de dos términos mapudungun (lengua mapuche): Chikümn rewe, que significaría “lugar donde se arman lanzas”, según el historiador Carlos Ruiz Rodríguez. Sin embargo, no nos parece satisfactoria tal tesis; primero, porque es demasiado obvio el intento de acomodar el nombre "chicureo" a algo que pueda ser traducido conforme al mapudungun no obstante ser la pronunciación  muy diversa, y segundo por cuanto no define al lugar en sí (todo lugar donde vivían los indigenas americanos era de alguna manera un sitio donde se preparaban armas).

Otro punto de interés es la presencia jesuítica en la zona. De allí han derivado leyendas de entierros y otras. A propósito, pronto incluiremos en este sitio nuestro trabajo sobre la búsqueda jesuita de los centros espirituales ocultos de Sudamérica, en especial de la Ciudad de los Césares, por lo cual se debe tener presente este hecho. Donde los jesuitas se instalaron lo hicieron no solo por fines estratégicos desde un punto de vista de la difusión de sus ideas, como del punto de vista económico; sino espiritual.

Pero, sin duda, uno de los mayores arcanos de Chicureo, es el relacionado con el Cerro de la Muerte. Se trata de un lugar donde se encuentran rocas de curiosas formas.



Fotografía que revela las extrañas rocas de Chicureo.



(Detalle de una estructura pétrea. ¿Puede ser producto de la naturaleza esto? Uno podría llegar a pensar eso, pero la presencia de un petroglifo como además ciertas formas de cortes y uniones en la roca nos permitiría pensar en algo más atrevido: una tecnología muy avanzada en épocas donde la ciencia histórica niega su existencia)
(Rodrigo Arias, quien escribió por primera vez sobre el misteroo del Cerro de la Muerte). 




(Petroglifo de un extraño ser en el Cerro de la Muerte). 







Entre las cuestiones de interés relativas al cerro,  está en primer lugar el nombre, cuyo origen se desconoce. ¿Por qué "de la Muerte"? ¿Habrá ocurrido un simple homicidio o se tratará de un lugar donde existió una batalla donde se usó teconología avanzadísima tal como da cuenta el perfecto corte en la roca, que recuerda el hecho por rayos láser?

La vinculación del lugar a un supuesto tesoro también es de nuestro interés. No es raro que los tesoros en Chile se relacionen con  los jesuitas y a su vez con los pueblos precolombinos. Extraña unión parecerá a algunos, pero quienes hemos indagado en ello no nos sorprende.

Pero además, el hecho que pareciera haberse realizado un corte de la roca ni más ni menos que con rayos láser, tal como se dijo más atrás. Es tal la perfección, que no permite un hecho natural. Incluso es más, Rodrigo Arias indica: "los cortes que la hacen parecer una construcción con bloques de piedra, parecen estar hechos en una sola gran roca sin que haya sido desarmada, como si se hubiera utilizado un poderoso laser, herramienta que uno de los arqueólogos más osados cree que fue utilizada para realizar las figuras".

Además, el extraño ser graficado a través del petroglifo del Cerro de la Muerte, que tiene o cuernos o antenas. ¿Qué representa? ¿Un animal fantástico? ¿Un chamán? ¿Un extraterrestre? Nos recuerda mucho al hallado por nosotros hace unos años cerca de San Esteban, en la Quinta Región chilena. Ambos con cachos o antenas, ambos con extremidades no muy humanas...
 
Como podemos apreciar una vez más, hay bastante que investigar en Chile y América. Muchos misterios siguen esperando. Entenderlos nos vincula a la antigua y eterna espiritualidad de nuestro continente.

SERGIO FRITZ ROA, 18 de diciembre de 2011.


NOTA: Las fotografías de este artículo han sido tomadas del sitio web: http://chicureo.com/Destacados/cerro_muerte.htm Pertenecen por tanto única y exclusivamente a Rodrigo Arias y al sitio http://chicureo.com



3 comentarios:

Kiko Benítez S. dijo...

Muy entretenido e interesante el tema, Sergio.

Jean dijo...

Excelente articulo Sergio, si que es un lugar como mínimo "extraño". Es un lugar que se merece una visita obligada.

Gracias y saludos.

Rodrigo Arias dijo...

Hola.
No había visto esta nota.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo